Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Bodas en Venezuela | 16 enero, 2019

Desplazar hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

Viajes románticos antes de la boda

Viajes románticos antes de la boda
admin
  • On febrero 13, 2017

No son pocas las obligaciones y deberes que tenemos en nuestros hombros los días previos a la boda. Eso hace que concentremos toda nuestra atención, esfuerzo y energías en tratar de cumplir con nuestra apretada agenda y tener todo listo –“de punta en blanco”, como decimos en Venezuela- para que nuestra boda realmente sea como la boda por la que siempre soñamos. Así que no nos extrañemos si nos resulta rara o imposible la idea de tomar uno de esos viajes románticos con nuestro prometido antes de la boda. ¿Es posible?

 

La economía y los viajes románticos

Ya estamos acostumbradas: la boda ya lleva mucho tiempo llevándose toda nuestra producción ecónomica. ¡Y es que las bodas son como un gran vórtice que se lleva nuestro dinero! De acá también surge nuestra primera reacción con hacer viajes románticos antes de la boda: se supone que el dinero se lo debería llevar la ceremonia.

Pero nunca es mal tiempo para que pensemos que el disfrute tiene que incorporarse incluso en situaciones tan apremiantes y estresantes como estas. ¿Por qué cerrarnos a algo que nos traerá un goce que tanto necesitamos con la presión del evento encima? Así que nuestra segunda reacción puede ser esa que considere, papel y calculadora en mano, si podemos o no hacer el viaje.

Aliviar las cargas

Tal vez no hemos considerado con especial atención los beneficios que puede traernos un viaje porque hemos rechazado la idea de inmediato. Pero lo cierto es que la alegría nos viene muy bien para el evento.

Piénsalo: no son poco los casos de bodas que se cancelan porque la organización del evento despertó a demonios impensados para la pareja. Así que no nos cuesta mucho ir a una de las oficinas caracas en donde podamos encontrar una guía para planificar un viaje relámpago. Aliviar las cargas es una necesidad.

No sólo la boda es el gran viaje

Los viajes románticos son una buena oportunidad para refrescar los sentimientos que tiene la pareja sobre sí. Y es una oportunidad para hacerlo cerca de esa fecha tan especial en la que emprenderemos el gran viaje de nuestra vida con ese copiloto especial que será nuestro esposo.

No nos neguemos, entonces, a esta opción, sobre todo si la organización de la ceremonia nos ha afectado mucho más de lo que pensamos. ¿Quién ha dicho nunca que viajar es malo?

Enviar un comentario