Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Bodas en Venezuela | 19 marzo, 2019

Desplazar hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

Casarse: el principio de una nueva vida

Casarse: el principio de una nueva vida
admin
  • On febrero 16, 2017

Cuando ya tenemos una fecha pensada y bien marcada para la boda, no son pocas las dudas que –peligrosas o no- pueden surgir. No sabemos por qué los nervios están tan presentes en un decisión que ya tenemos bien resuelta, pero lo cierto es que ellos están allí y no sabemos cómo ni por qué no se van.  Tal vez esos nervios se deban a que estamos por empezar una nueva vida. Y eso no es poca cosa. ¿Estamos conscientes de ella?

Lo que no podemos ignorar en la ceremonia

Aceptémoslo: los preparativos de la boda son lo suficientemente apremiantes y complicados como para no volcarnos enteramente de cabeza en ellos. Puede que en algún momento, incluso, no le dediquemos atención a nuestras emociones durante todos estos días.

Habrá quien nos dirá que no hace falta que estemos tan sentimentales, o que nos dediquemos a deliberar las emociones que nos poseen en las fechas previas a la boda, porque hay actividades más importantes.

Pero a ellos podemos decirle: ¿casarse no se trata, en todo momento, del sentimiento? De él debemos estar pendientes si no queremos sufrir un desplante mayor.

Una nueva vida para los dos

Casarse se trata de empezar una nueva vida. Pero una nueva vida entre dos. Tal vez sea obvio decirlo, pero hay no pocas novias que olvidan que el novio de hoy será el acompañante de toda su vida.

Así que, seguramente, él también compartirá ese temor. No dudemos, por ello, en pensar que él también tendrá algunas angustias relativas a la vida que van a empezar los dos.

Es casi imposible que los dos estén seguros de ella (ninguno de los dos funciona tan mecánica y efectivamente como unos seguros en linea). Así que no hacemos nada malo si le compartimos nuestros nervios y temores.

La felicidad en el camino

Si aún no estamos convencidas de la nueva vida que vamos a empezar y de la felicidad que podemos conseguir con ella, sólo tendremos que recordar que la felicidad escasamente está al principio: ella se hace siempre en el camino.

Por otro lado, no podremos suponer que seremos felices en este nuevo capítulo de nuestra vida si no sabemos que tendremos que esforzarnos para conseguirlo. Y esto no se logra de la noche a la mañana. Saberlo es comenzar a hacerlo y apartar las dudas y temores de nosotras.

Enviar un comentario