Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Bodas en Venezuela | 19 marzo, 2019

Desplazar hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

Casarse de nuevo: una segunda oportunidad

Casarse de nuevo: una segunda oportunidad

Solemos creer que la vida no da otra oportunidad para lograr aquello que se nos hizo difícil cumplir. Pero no es cierto. Muchas veces, cuando menos lo creemos, podemos lograr cosas que antes –por tal o cuál motivo- no pudimos lograr el éxito. Tal vez sea el amor el lugar en el que más sentimos esto. Tanto es así que podemos incluso sentir la convicción de que no tendremos una segunda oportunidad en él. Pero quizás se trate de todo lo contrario y este nuevo amor sí dure para toda la vida.

Ensayo y error

No todo en la vida puede resultarnos como lo pensamos. Algunas cosas que “proyectamos” con mucho éxito y sin problemas no suelen salir con éxito. Pero no es motivo para dejar de creer.

El amor es un asunto de ensayo y error. Si bien las relaciones son complejas, y sus resultados pueden ser demoledores, no siempre son definitivas.

Los errores son como ensayos que nos ayudarán a conseguir el objetivo definitivo. Ser conscientes de todas estas cuestiones nos ayudará a confiar a entregarnos a esta segunda oportunidad pues la tomaremos como un el “trabajo definitivo” para el que nos prepararon todos nuestros errores.

La persona indicada

Casarse de nuevo es decirle a la vida que sus infortunios y desgracias no lograron vencernos. Nuestro corazón pide más. Y quiere lograr lo que le negaron las desventuras anteriores: ser feliz y compartir la eternidad con una persona.

Ya existe algo que se ha convertido un estribillo en nosotras: la persona a la que le regalamos nuestro corazón la primera vez que decidimos casarnos no era la persona indicada.

Entonces, ¿por qué no puede serlo la persona que comparte nuestra vida con nosotras? Tal vez él pueda darnos aquello que la persona anterior no pudo. Además, podemos dejar atrás y tratar de que no se repitan los errores anteriores. Una segunda oportunidad siempre es una posibilidad de plenitud.

La segunda oportunidad de la vida

Un corazón siempre será grande y contendrá muchas ilusiones y esperanzas. Por eso no resulta tan sorprendente que la vida nos regale una segunda oportunidad en el amor.

Saber que siempre podremos confiar en alguien de tal modo que deseamos pasar el resto de los días con él es saber que aún somos capaces de recibir y guardar una de las mejores dichas del mundo: amar y dejarse amar.

Enviar un comentario