Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Bodas en Venezuela | 16 enero, 2019

Desplazar hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

Resolver problemas en la intimidad

Resolver problemas en la intimidad

La intimidad de una pareja forma parte importante de su vida. Es el momento en el que ambos se dedican a consentirse mutuamente y a dejar de un lado cualquier preocupación y prejuicio. Ese momento tan bonito entre parejas puede verse afectado de vez en cuando porque seguimos siendo humanos y todos pasamos por etapas difíciles, pero si atacamos el problema a tiempo definitivamente podremos rescatar más que la chispa del amor. Acá hay algunos consejos sencillos para que nada se interponga entre tú y tu amado.

La importancia de una habitación agradable

Si queremos ayudar a resolver problemas en la intimidad entonces tenemos que comenzar por mantener siempre un ambiente agradable en nuestro cuarto. Se supone que allí está nuestro lecho de amor, así que hagamos que valga la pena esperar todo el día para ir a la cama por la noche. Si nos sentimos cómodos en nuestra propia habitación definitivamente todo es mejor.

Podemos ayudar decorando todo para que nos de suficiente privacidad y se sienta como un sitio romántico. Agregar detallitos como unas velas aromáticas, sábanas suaves y cualquier otra cosa que se nos ocurra para sentirnos bien es válido. La ventilación y la temperatura adecuada también es buena idea.

Conversar sobre nuestra intimidad

Los problemas de intimidad son algo que le importa a ambas partes siempre. Entre los dos deberían trabajar en conjunto para resolver cualquier tipo de problema así que la comunicación es vital para evitar que cualquier eventualidad crezca hasta arruinarlo todo.

Conversar sobre nuestra intimidad puede ayudarnos también a sentirnos más confiados con la otra persona, con la que se supone que deberíamos tener la mayor de las confianzas por tratarse de nuestra pareja. No hay que tener miedo de expresar nuestras inquietudes o incomodidades y si ninguno de los dos tiene alguna solución entonces lo mejor es acudir a un especialista que nos ayude a resolver el inconveniente.

No hay que dejar que la rutina nos quite la felicidad que se ve en nuestras fotografias de boda, así que hay que buscar soluciones y alternativas tan pronto percibamos que algo no está funcionando correctamente. Algunas veces sólo es cuestión de relajarnos, despreocuparnos y dedicarnos a consentirnos mutuamente. Después de una noche de intimidad seguramente ambos amanecen de buen humor y con mucho ánimo para volver a enfrentarse al mundo, así que vale la pena intentarlo.

 

Enviar un comentario