Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Bodas en Venezuela | 19 junio, 2019

Desplazar hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

Hacer la recepción en un restaurante

Hacer la recepción en un restaurante
admin
  • On abril 29, 2017

recepción en restaurante

Pese a que todas desde pequeñas nos imaginamos una boda digna de la realeza, no siempre nuestras cuenta bancarias  han estado de acuerdo. No siempre la boda que soñamos tiene lugar pero eso no evita que no podamos tener una celebración de ensueño. ¿Quién dijo que de lo poco no podemos hacer mucho? Además, esta última es una cualidad que nos hará mucha falta en nuestra vida de esposos. Acá te presentamos una agradable manera de hacer mucho con poco: tener la recepción en un restaurante.

 

El presupuesto

La regla de oro para una boda que nos mantenga contentos a todos es el presupuesto. Esa debería ser nuestra primera preocupación, tenga la boda las dimensiones que tenga. En este caso tampoco es la excepción: cada plato de comida debe estar calculado.

Debido a las dimensiones de nuestra boda, podemos pensar en un cálculo sencillo: calcular cada plato en proporción a las personas que acudirán. En este punto, la mayoría de los restaurantes nos presentan una gama de opciones que sabremos medir también en proporción a nuestro presupuesto. Incluso nos pueden dar información sobre las puertas de seguridad y otros puntos comunes del establecimiento.

Por ejemplo, podemos pedirle a los encargados que nos den una lista de menús restringida y esa lista puede ser la que le brindemos a nuestros invitados. También podemos pensar en estructurar nosotros el servicio en base a los ofrecimientos del restaurante, con entradas, platos principales, postres y bebidas. Ambas opciones serán una felicidad para todos.

La recepción en un restaurante de calidad

Como decidimos hacer nuestra recepción en un restaurante, no está demás que lo hagamos en un restaurante que sea de calidad. Lo mejor en estos casos es desechar de entrada las cadenas de comida o los restaurantes populosos e inclinarnos por una opción con personalidad.

Los restaurantes familiares son buenos y más si en ellos ya nos conocen a nosotros o a la familia de alguno de los novios. Así los invitados sentirán lo que todos esperamos en una boda: algo distinto, sentimental, modesto pero delicado y dedicado a embellecer el rito extraordinario de casarse.

¡A brindar!

Pero esto no sólo depende de las instrucciones que le demos a los encargados del restaurante para nuestra mesa. También dependerá de que nosotros nos tomemos a consciencia lo que implica cumplir con la ceremonia en este espacio.

Y para ser conscientes de ella solo hace falta que consideremos a cabalidad las ventajas que tenemos: estamos con las personas más invaluables para nuestra vida -singular y de pareja-, así que podemos mantener la emoción viva con cuentos, anécdotas, y suponer decir algún discurso. No olvidemos que el amor puede celebrarse en cualquier lado y de todas las maneras. Así que… ¡a brindar todos por él!

Enviar un comentario