Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Bodas en Venezuela | 16 julio, 2018

Desplazar hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Quieres ser parte de mi cortejo?

¿Quieres ser parte de mi cortejo?

El cortejo es uno de los detalles que más ilusión causa durante la planificación de una boda. Toda mujer ha imaginado alguna vez a quienes incluir en este grupo tan especial de personas, incluso antes de haber conocido al hombre de su vida.

Luego del compromiso, una de las primeras cosas a hacer es la selección y organización del cortejo. Es allí, donde el sueño comienza a hacerse realidad y puede empezar a verse un poco más complicado de lo que se planteaba cuando sólo era una ilusión.

Partes del cortejo

El cortejo suele estar formado por los padrinos, los pajes y el grupo de damas y caballeros de honor, pero no hay verdades absolutas con respecto a esto: dependerá de cada caso y de los gustos de los novios.

Los padrinos

El padrino y la madrina del cortejo suelen ser las personas más cercanas a los novios. Generalmente es un lugar para hermanos o mejores amigos. No necesariamente debe ser un sólo padrino y una madrina. Muchos novios optan por no limitarse y pedirle a dos o tres personas que compartan este papel.

Es importante tener en cuenta que ser padrinos tiene importantes responsabilidades, tanto en el gran día como en los preparativos, por lo que se debe tomar en cuenta que estas personas tengan el tiempo y la disposición para cumplir con ellas. Además, debe haber excelente química y relación cercana ya que es muy probable que deban pasar mucho tiempo juntos y lidiar con momentos de estrés o presión.

Los pajes

Además de llevar los anillos y arras, son también los responsables darle ternura e inocencia a la ceremonia religiosa. Suelen ser los niños de la familia o hijos de amigos cercanos. Lo ideal en este caso es que tengan la edad suficiente para caminar solos e incluso entender un poco la importancia de su participación en el gran día.

Damas y caballeros de honor

Este es el grupo más variado ya que no existe un número definido de personas ni las edades o estados civiles. Algunas veces por tradición se toma en cuenta solamente a las personas solteras pero, como siempre, es decisión de los novios hacerlo o no.

Los caballeros y damas de honor del cortejo suelen ser amigos muy cercanos a los novios, así como primos y otros familiares. Lo ideal siempre es que tengan estrecha relación con ellos y no únicamente se incluyan por compromiso. Deben ser personas a las que se quiera dar participación en los eventos previos a la boda y a quienes también puedan confiarse tareas como planificación de las despedidas y entrega de invitaciones. Lo más importante: el cariño que se le tengan debe ser muy especial.

Consejos para la selección de tu cortejo

- Discutir y acordar la lista entre ustedes: ambos deben estar de acuerdo y conformes con quienes los acompañarán ese día al altar.

- Tomen en cuenta que representa un gasto monetario para los miembros del cortejo y no todo el mundo puede costearlo. Nunca está de más preguntar con delicadeza si están de acuerdo antes de ponerlos en aprietos o compromisos.

- Incluye y define ciertos detalles del cortejo en tu presupuesto: la tela de los vestidos de las damas, las flores, accesorios o cualquier detalle extra que quieras para tu cortejo también debería estar contemplado entre tus gastos.

- Tengan un detalle con las personas que hayan elegido: una tarjeta, un obsequio o un lindo mensaje con el que les pidan formalmente que sean parte del cortejo o agradezcan haber aceptado.

- Hagan una reunión para que todos se conozcan entre sí y así el grupo esté más integrado durante los preparativos. Se divertirán más y las tareas se les hará más fácil.

- Hazlos sentir parte importante del proceso: consúltales, cuéntales, pregúntales opiniones. Procura que no sólo sean una figura decorativa en el altar, construye momentos con ellos.

Enviar un comentario