Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Bodas en Venezuela | 16 enero, 2019

Desplazar hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Se puede perdonar una infidelidad antes de la boda?

¿Se puede perdonar una infidelidad antes de la boda?
admin
  • On julio 31, 2017

Tal vez la interrogante que encierra el título es un error desde sus orígenes: las infidelidades no siempre pueden o deben perdonarse, sea la relación que sea. Pero no está demás si realizamos un ejercicio de imaginación, ahora que con la boda a cuestas no podemos dejar de imaginar bienaventuranzas y terrores, sobre una situación similar. Quizás así cumplimos, sin saberlo, con uno de los métodos más impresionantes de cierta terapia psicológica: se trata del método del resorte. Imaginando las cosas las aguantamos mejor si nos llegasen a suceder. ¿Podemos imaginarnos una situación en la que se pueda perdonar una infidelidad a estas alturas? Veamos.

Cada situación, una solución

Si llegamos a estar en el lugar de celebrar en lo pronto una boda, eso quiere decir que no tenemos tan lejos la sabiduría que hemos aprendido en una relación. Y a ella debemos agregarle aquella que recogemos de experiencias ajenas: todas ellas nos van a servir como apoyo para reflexionar sobre esta situación.

Para empezar, una infidelidad antes de una boda no tiene la misma magnitud que en un noviazgo. Existe un compromiso de por medio y no sólo con nosotros: también con nuestros familiares y amigos. Si queremos encontrar una solución equilibrada, habremos de considerar todos estos factores.

Perdonar una infidelidad o no hacerlo

Si suspendimos la boda quiere decir que decidimos no perdonar una infidelidad del lado de nuestro novio. Esta es la opción más probable: una infidelidad es imperdonable en cualquier situación… ¿Pero y si lo hacemos?

Si lo hacemos, sabremos que la unión empezara con una falla de base que costará sanar: va a ser realmente complicado que el hechizo de la boda no sea interrumpido o saboteado por la presencia tóxica de ese hecho. Será difícil durar una vida entera de ese modo y ponerle unas puertas blindadas a la esperanza de una relación sin tropiezos.

Suspender la boda

La suspensión de la boda puede ser un golpe demoledor, pero más destructor puede ser continuar con un matrimonio y una compañía que no podemos ver de otro modo que como la persona que nos hizo una herida muy profunda. Y se necesitan ojos que vean seguridades para sostener un matrimonio.

De lo contrario, el edificio que se construya en conjunto va a estar hecho como sobre el agua: no se sostendrá. Perdonar una infidelidad debe, por lo menos, acarrear esta consciencia. No se puede vivir el amor si el amor no funciona con seguridades.

Enviar un comentario