Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Bodas en Venezuela | 19 marzo, 2019

Desplazar hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

Mi ceremonia, lo que viene después y otras cosas de boda

Mi ceremonia, lo que viene después y otras cosas de boda
admin
  • On octubre 15, 2015

Ya tienes el vestido, los padrinos te están ayudando con todo, la verdad crees que todo va a salir viento en popa, pero aún falta lo más importante: la ceremonia. Es normal temer unos días antes de que digas el sí acepto, en especial si tendrás una gran fiesta, pero aquí te voy a dar unos consejos para que ni ese día ni ninguna otra de esas cosas de boda te aterre.

  1. Haz que las listas sean tus mejores amigos

Puede que no seas fanática de tener listas ni hacerlas, pero para este día lo agradecerás. La única forma que tienes de que de verdad no olvides nada es anotando todo lo que, simplemente, no debes olvidar. A tan solo unas horas de la boda puede que olvides que hay que buscar a tu abuelita, o que alguno de los padrinos es alérgico al maní; todo esto se canaliza mejor desde una lista que compartas con una o más personas que te puedan ayudar con la logística.

  1. Elije padrinos de corazón

Aunque tu mejor amiga sea eso; tu amiga, quizá no va a tener la capacidad de ayudarte como necesitas, por eso pregúntate bien quien siempre ha estado ahí para ti y pídele que te acompañe en todo, porque lo necesitarás. Esta figura, que aunque se ha vuelto cada vez más simbólica, podrá ayudarte a evitar desastres familiares e interfamiliares, lograr que disfrutes tu ceremonia y finalmente, compartirá las fotos más íntimas e importantes de ese día, por eso tienes que elegir con mucha atención.

  1. La luna de miel no es obligatoria

Ya sé que estás diciendo mentalmente: ¿Qué qué? Pues, la verdad es que no lo es y si simplemente no logran hacer que cuadre con sus horarios pueden elegir tomarla antes o mucho después de la ceremonia. Eso de que la pareja sale corriendo de la ceremonia con la maleta raya en una tradición que se ha convertido más en fantasía que en realidad, por eso, toma lo que te gusta de esta tradición y hazlo presente.

  1. Lo tuyo, lo mío y lo nuestro

Después del sí acepto y todas esas cosas de boda, tendrán que ser más honestos todavía, porque lo que es de uno pasará a ser del otro. Aunque sean una pareja que vivía ya junta quizá aún no habían sido completamente honestos con sus sueldos y bienes; pues llegó el momento. Desde qué seguro para vehiculos han tomado, hasta cuantas moneditas hay en el banco, es hora de poner las cuentas sobre la mesa.

Enviar un comentario