Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Bodas en Venezuela | 22 mayo, 2018

Desplazar hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

Bodas originales. Estilo medieval

Bodas originales. Estilo medieval

Casi todas las parejas que planean casarse se esfuerzan en buscar ideas para bodas originales. Precisamente por este motivo es un verdadero reto imprimirle un sello verdaderamente único a nuestra ceremonia. Las bodas temáticas son una buena alternativa, puesto que si bien es cierto que son muchas las parejas que optan por ellas, también lo es que es más probable que nuestros invitados no hayan asistido nunca a una boda guiada por un estilo determinado. Hoy hablaremos sobre una tendencia que puede resultar verdaderamente hermosa si se prepara con criterio y buen gusto. Nos referimos a las bodas de estilo medieval.

La atmósfera medieval es algo así como un entorno absolutamente perfecto para una boda de ensueño, sobre todo desde el punto de vista de las chicas; la novia puede sentirse como una princesa, mientras que el novio puede jugar el papel del príncipe azul y el ambiente que los arrope a ambos puede ser el de un verdadero cuento de hadas.

¿Boda medieval? Do it yourself!

Como hemos dicho, las bodas temáticas están marcando tendencia actualmente, sobre todo en Europa y Estados Unidos, donde existen innumerables empresas especializadas en organizarlas. Por supuesto, lo más sencillo es acudir a un ‘wedding planner’, pero tener en cuenta algunas sencillas recomendaciones y trucos puede ser más que suficiente para que puedas organizar la boda por tu cuenta. He aquí los diez aspectos principales.

  • El vestido de la novia: Para inspirarte puedes buscar algunas fotos en Internet. Los colores más usados son los tonos tierra, muy vaporosos y con bordados.
  • El peinado de la novia: El ‘look’ debe ser sencillo; puedes adornar tu cabello con flores sencillas y elegir un bonito y natural peinado suelto.
  • El traje del novio: Para el novio el tema del aspecto es un poco más arriesgado en este tipo de bodas, pero si tu chico es divertido, seguro que le encantará la idea de ponerse una armazón de caballero. Puedes alquilarlo en una tienda de disfraces (es importante que tenga la calidad suficiente para no hacer el ridículo). Imagina lo sorprendidos que quedarán todos los invitados.
  • La locación: El lugar es un aspecto fundamental en una boda de estilo medieval. La idea es conseguir la sensación de estar realmente en el Medioevo, así que nada mejor que un sitio al aire libre con grandes mesones de madera donde todos compartan la velada. No olvides colocar antorchas, jarras de cerveza y vino (si es posible en copas de plata, o de algún material que la imite).
  • La música: Lo ideal es preparar todo un hilo musical coherente con esta época que atraviese transversalmente toda la ceremonia. Por ejemplo, durante el enlace puedes colocar canto sacro (podrías contratar un coro o bien colocar la música si el presupuesto no alcanza) y luego, en la fiesta, deja que la protagonista sea la música instrumental medieval de carácter y espíritu bailable. Puede ser muy divertido.
  • El baile: Organizar un baile grupal es una buena manera de garantizar la diversión en una boda. En este caso, la propuesta consiste en optar por una de las danzas medievales de las que aún se conservan datos, como el Carol. Consiste en formar un círculo de personas tomadas de las manos, bailando y cantando sobre un fondo de música medieval. Los bailes en pareja también son muy bonitos.
  • Las distracciones: En la época medieval estaban a la orden del día y no pueden faltar en una boda de este estilo. Puede contratarse a un malabarista que realice un recorrido entre las mesas divirtiendo a los comensales. También puedes contar con un escupe fuego, o espectáculos de este tipo que consigas en tu ciudad tras investigar un poco en Internet.
  • La comida: Para el banquete no escatimes en cantidades y deja que la carne en vara, el cochino, las patatas, hogazas de pan y embutidos, sean los protagonistas de las mesas. También puedes realizar una selección de frutas y verduras frescas.
  • El ‘dress code': Orienta a tus invitados acerca de cómo deben venir vestidos y explícales que lo ideal es que todos se conviertan en damas y caballeros antiguos por un día.
  • Los recuerdos: Puedes encargar artesanías medievales que resultarán diferentes y seguramente serán realmente apreciados entre los invitados. Para las mujeres, una bonita opción puede ser encargar zarcillos o un collar de estilo medieval, mientras que para los hombres la solución puede ser un pin en forma de espada medieval, o algún otro detalle original que resalte un espíritu guerrero y divertido.

Si estás buscando alternativas para bodas originales y te atrae el estilo medieval, piénsalo. Depende de hasta dónde llegue tu espíritu aventurero, pero lo que es seguro es que esta puede ser una solución realmente divertida para tu boda; recuerda que en la diferencia está muchas veces la belleza, así que no tengas miedo de atreverte a ser una princesa medieval por un día.

Enviar un comentario