Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Bodas en Venezuela | 22 marzo, 2019

Desplazar hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Debemos celebrar todo en la lista de bodas de aniversario?

admin
  • On junio 15, 2017

Cada boda es un brindis por la memoria. Nos basta ir tan sólo a una para saber que recordamos esa ocasión especial que encierra en sí uno de los sentimientos más humanos y hermosos que tenemos: el amor. Si ya nos hemos casado, entonces es normal que en esas celebraciones recordemos nuestras bodas. Pero ese recuerdo viene también con algunos deberes que tenemos con nuestra boda. Se trata de los aniversarios que ellas tienen y que se deben conmemorar también. Bodas de papel, anime, cuero… ¿debemos celebrar todo en la lista de bodas de aniversario?

La primera etapa

Los primeros años no solo son los retadores para el matrimonio, también son los más retadores para la conmemoración de la boda. ¡Aún nos parece que ha pasado tan poco tiempo! Sentimos que todavía estamos inmersos en tareas sin fin: la casa, los hijos (si tenemos), los pagos de la boda y otras deudas, incluso algunos problemas internos del matrimonio.

Es por esto que las bodas de papel (la del primer año), las de algodón (segundo año) e incluso las de cuero (3er año) resultan difíciles de realizar. Sin embargo, recordemos el origen de estas denominaciones: ellas dependían de los materiales con los que se elaboraban los regalo. Allí tenemos una sugerencia para realizar algo similar: realizar un regalo mutuo, honrado en lo poco. Es como si le diéramos a nuestro sentimiento original uno de esos seguros en linea que nos protegen de todo.

Grandes tiempos

Las bodas que celebran más tiempo de casados, y en días en los que la constancia en el amor es un bien muy escaso, es normal que sean las más celebradas. Nos referimos a bodas como las de madera (5 años), de estaño (10 años), de cristal (15 años) y por supuesto las de porcelana (20), plata (25 años), perla (30 años) y oro (50 años).

Esta lista de bodas es la de los grandes tiempos. Como no seremos los únicos en respetar y querer que se comparta tamaña hazaña, no hacemos mal si intentamos realizar una reunión o una fiesta en cada una de esas etapas. ¡Serán fiestas ejemplares!

Una lista de bodas para nosotros

Pero la decisión definitiva sobre celebrar cada uno de los ítems en la lista de bodas debe partir exclusivamente de nosotros. Así que no es obligatorio que celebremos cada año. Lo obligatorio está en pensárnoslo y si podemos permitirnos una celebración.

También las fiestas saben ir por dentro. Si hay uno de estos años en los que la fiesta no es una opción, entonces pensemos en cómo hacer para dejar ir de largo la conmemoración: puede ser con un mensaje cariñoso, un gesto, una pequeña comida. Cualquier complicidad es una celebración del amor.

Enviar un comentario