Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Bodas en Venezuela | 16 julio, 2018

Desplazar hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

Preparativos de bodas. Evita el estrés

Preparativos de bodas. Evita el estrés

El día de la boda es sin duda uno de los más especiales en la vida de cualquier pareja enamorada, un momento que se recordará siempre y que demuestra públicamente el amor del uno por el otro. A pesar de ello, preparar un enlace puede provocar auténticos quebraderos de cabeza, especialmente en cuanto a organización, ya que casarse requiere de una amplia tarea de planificación que puede resultar muy estresante y angustiosa. No es raro que pocas semanas antes de la boda el equilibrio nervioso de los novios se encuentre en estado crítico, y en algunos casos se llega a generar incluso una crisis familiar o de pareja.

La ansiedad se deriva de manera natural al contemplar la larga lista de tareas pendientes, como la búsqueda del vestido de novia, decidir dónde sentar a los invitados en el banquete o simplemente pensar en el menú que se servirá, pero es esencial mantener la calma, algo que no sólo influirá en el propio bienestar interior, sino que además conseguirá que el estrés no se refleje en nuestra piel, cabello y cuerpo en general, haciéndonos parecer apagadas en un día tan importante. Disfrutar del día de la boda mientras evitamos el estrés durante los preparativos es más sencillo de lo que parece.

Preparativos de bodas sin estrés

  • Descansa ocho horas. El sueño es esencial para reparar el cuerpo y la mente, de forma que no sólo nos veremos mejor, sino que nos sentiremos más activas y con más ganas de hacer cosas. Dormir entre siete y ocho horas hará que nos tomemos los problemas con más calma y se reflejará en la luminosidad de nuestra piel y en nuestro aspecto general.
  • Delega responsabilidades. Si bien es cierto que los novios muchas veces quieren hacerlo todo, también lo es que pedir ayuda a tiempo a familiares y amigos conseguirá que todo marche mejor y que no explotemos a causa del estrés. Una opción que tampoco debemos descartar es ponernos a la búsqueda de un wedding planner. Hay muchos profesionales autónomos que ofrecen sus servicios en las páginas de clasificados online, una forma más sencilla de disfrutar de un día tan especial sin tener que preocuparnos de todos los preparativos logísticos.
  • Dile sí al optimismo. Ser más optimista y pensar que las cosas saldrán bien no sólo ayudará a calmar nuestro espíritu y a tomarnos las cosas con más calma y tranquilidad, sino que curiosamente influirá en que finalmente todo se desarrolle de mejor forma gracias a nuestra propia actitud. ¡Pruébalo!
  • Planifica las actividades. Un cuaderno se convertirá en la herramienta imprescindible para cubrir todas las tareas pendientes. Y es que escribirlas no sólo conseguirá que te organices mejor, sino que liberará a tu cerebro del exceso de información y de la ansiedad de creer que olvidarás las tareas a realizar.
  • Haz deporte. Mantener tu rutina de ejercicios te ayudará a dormir mejor y a rebajar tensión, además de convertir a tu sesión de cada día en tu momento privado al margen de las preocupaciones de organizar la boda.
  • Date un capricho. La tensión acumulada puede llegar a provocar cambios de humor y peleas. Para evitarlo acude a darte un masaje relajante o pide cita en tu esteticista para hacerte una manicura o una limpieza facial. Será un momento relajante que te hará sentir mayor calma durante días.

Sobre todo, no te dejes llevar por los nervios o la angustia. Disfruta de los preparativos y de tu boda para que construyas un recuerdo hermoso para el resto de tu vida.

Enviar un comentario