Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Bodas en Venezuela | 19 marzo, 2019

Desplazar hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

Llegó el gran día

Llegó el gran día

Después de meses y meses de preparativos, arreglos, cambio de planes, apuros y muchísima expectativa, por fin llega el gran día. Todos nuestros esfuerzos del año se resumen a este único día en el que nuestra mejor sonrisa tiene que acompañarnos hasta que acabe la fiesta, así que acá hay algunos consejos para que disfrutes como corresponde sin permitir que nada arruine la felicidad del momento.

Maquillaje y peinado

Seguramente has ensayado varias veces el maquillaje para el gran día, así que al despertar sólo necesitas tomar una ducha, preparar tu piel y tu cabello y disfrutar completamente mientras te consienten como a una reina. Lo mejor es pautar una hora en la mañana de la boda lo suficientemente temprano para que esté todo listo sin necesidad de angustias. Si tienen planeada una sesión fotográfica antes de caminar hacia el altar entonces lo mejor es que la boda sea a medio día para que ambos tengan toda la mañana para arreglarse.

Delegar responsabilidades

Para poder disfrutar plenamente de tu gran día, lo mejor es que tengas personas de confianza cerca a las que puedas delegarles algunas responsabilidades como llevar el misal, encargarse del arroz o los pétalos y los recuerditos en la iglesia o incluso llevar con cuidado el liguero de la novia. También podemos contratar a un organizador de bodas que se encargue de recibir y organizar a los invitados, así como los arreglos y manejar la agenda del día para mantener todo bajo control.

Artículos de emergencia

Es muy útil que preparemos un bolso con artículos que puedan ayudarnos en caso de emergencia. Nuestro bolso salvavidas debería incluir un par de zapatos de repuesto en caso de que la novia se canse de llevar tacones, ropa cómoda, medicinas, maquillaje para retocar y cualquier otro artículo que nos parezca necesario.

Disfrutar y compartir

El gran día de la boda no se repite, así que además de toda la planificación es importante pasarla bien y ya. No importa si algo no salió como lo planeado, siempre podemos disfrutar de la fiesta y de lo que podría ser el día más importante de nuestra vida. Compartir un día tan especial con nuestros seres queridos no tiene precio, así que disfruta de la música, toma todas las fotos que puedas con familiares y amigos y deja que el ambiente sea de celebración pura junto al amor de tu vida. Ánimo y buena suerte!

Enviar un comentario