Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Bodas en Venezuela | 23 octubre, 2014

Desplazar hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

Discurso de boda

Discurso de boda

Si eres de las que quiere preparar un discurso y leerlo en el día de tu boda, probablemente eres también consciente de que debes redactarlo atendiendo a los detalles. No conviene dejar fuera a personas importantes, leer un texto gris o fallar más de la cuenta durante la lectura. Por eso te recomendamos que tomes en cuenta lo que podría ser el decálogo de los discursos de novia para el día de la boda.

Decálogo del discurso de boda

1) Procura ensayar tu discurso el día anterior y memorizar la estructura de las grandes ideas. De esta forma, aunque lleves el papel, podrás levantar la vista y ver a tus invitados. Procura leer lentamente, respirando con normalidad y en un tono tranquilo y audible. Por último, no creas en aquello de que “una copa te ayudará”. El alcohol afecta a la concentración y aumenta la posibilidad de error.

2) Ten cuidado con las bromas que haces. Recuerda que a nosotras nos perdonan menos que hagamos chistes o comentarios subidos de tono, pese a lo machista que eso pueda sonar. El humor debe estar administrado brevemente y en momentos clave, para mantener la tensión sin perder la emotividad ni la ternura.

3) No dejes a nadie por fuera. Debes agradecer a todos tus invitados por acompañarte en ese día y, si sabes que alguno te ha hecho un regalo o ha tenido un detalle importante (como realizar un largo viaje para ir a tu matrimonio, por ejemplo), puedes hacerle una mención especial. Además, recuerda a quienes no han conseguido llegar por cualquier circunstancia de fuerza mayor.

4) Agradece a tus amigos (si están entre los invitados) que han sido pacientes en los momentos de estrés típicos en los días previos a la boda. Si es tu caso, podrías pedirles disculpas de manera simpática por haber comprendido que en las últimas semanas te pusieras monotemática y sólo hablaras de tu cercano gran día.

5) Para romper el hielo, puedes relatar una historia divertida sobre la corredera en los días previos al día de la boda. Tus invitados se divertirán mucho, sobre todo si la historia involucra a algunos de ellos. Si no se te ocurre ninguna, intenta recordar alguna anécdota curiosa que haya sucedido en las despedidas de solteros, o en la organización de la boda. Seguramente la encontrarás allí.

6) Luego puedes ponerte un poco más seria y explicarles a tus invitados qué significa ese día para ti, qué piensas sobre el amor y qué se siente estar casada con el amor de tu vida. Puedes extenderte un poco sobre tus expectativas y tus emociones al encontrarte al principio del que será un largo y hermoso camino juntos.

7) Seguramente muchos de tus invitados te habrán elogiado durante todo el día y te habrán comentado lo bella que estás. Los harás sentir especiales sin en ese momento improvisas un elogioso comentario recíproco dirigido a los que hayan hecho un gran esfuerzo por estar ese día contigo (por cualquier circunstancia). Eso te mostrará como una persona muy detallista.

8) Dedica un comentario cariñoso a tus suegros, cuñados y otros familiares de tu marido. Diles lo feliz que te hace unirte también a ellos y dales las gracias por darte la bienvenida a su familia. Puedes acabar este punto de tu discurso de una forma graciosa asegurándole a tu suegra que cuidarás muy bien de su pequeño niño.

9) Luego dirígete directamente a tus propios padres y agradéceles su ayuda y comprensión durante los días y meses previos a la boda, y también por ser una fuente de apoyo y ejemplo durante toda tu vida. Si están presentes tus abuelos, tíos u otros familiares, dedícales a ellos también un breve comentario de cariño y consideración.

10) El cierre de tus palabras debería estar dedicado a tu esposo. Puedes recordar rápidamente el día en que se conocieron, tu primera impresión, recordar los momentos felices y comentar la evolución de la relación hasta el día de la boda.

Luego podrás terminar con un brindis por los invitados…

Enviar un comentario