Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Bodas en Venezuela | 22 mayo, 2018

Desplazar hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

Arras de boda. Personaliza tu ritual

Arras de boda. Personaliza tu ritual

Las arras de boda son trece monedas que los novios se intercambian en la iglesia una vez que el sacerdote las ha bendecido, y que se acompañan de una promesa que es leída a medida que se realiza el intercambio. Representan los doce meses del año y la decimotercera se usa como un símbolo de la ayuda a los pobres.

En la antigüedad sólo el novio le hacía entrega de este símbolo a la novia y, a través de las arras, le permitía compartir con él sus riquezas. El nombre proviene de la época medieval, en la que se hacía entrega de un documento a la familia de la novia en forma de compensación y en el que se especificaban las posesiones del futuro marido. A este documento se le llamó ‘carta de arras’.
Hoy en día las arras se suelen utilizar tanto en las bodas civiles como en las eclesiásticas, y los encargados de entregarlas a los novios son, en primera instancia la madrina de la novia, y posteriormente los llamados ‘pajes de arras’. De cualquier manera, éste no es un ritual demasiado estricto a estas alturas y hay quienes prescinden de incluirlo en su boda.

Arras de boda. Los detalles

Las monedas que se utilizan en este ritual pueden ser tanto heredadas (aunque este caso sea algo difícil de encontrar en los tiempos actuales) como compradas por los contrayentes; las casas especializadas venden algunas que ya vienen grabadas o incluso permiten colocarles la fecha y algún logo o figura que signifique algo especial para los novios.

En todo caso, lo importante no es lo que se intercambia sino sobre todo el compromiso de dar y recibir, por lo que si lo que se desea es hacer unas arras diferentes, el consejo es atreverse. Algunas ideas interesantes que pueden ponerse en práctica para personalizar este ritual en el gran día son las siguientes:

  • Una buena opción es intercambiar monedas de un país que haya marcado a los dos novios, para simbolizar la prosperidad y las ganas que tienen ambos de viajar por todo el mundo.
  • Otra alternativa es sustituir las monedas por caracoles de una playa que los novios hayan visitado juntos y que preferiblemente sea un lugar especial para la relación.
  • Una chica nos cuenta que conoce a una amiga que recolectó trece figuras de la suerte de diferentes culturas para intercambiarlas. Al parecer eran figuras pequeñitas y curiosas, y simbolizaban la buena fortuna.
  • Otro elemento con el que se puede innovar es el cesto donde se entregan las arras tradicionalmente. Una buena idea es ir a algún mercadillo de antigüedades y conseguir una copa que les encante a los dos, o quizás encontrar una vasija antigua en la familia. También hay quien utiliza cofres. En cualquier caso, las abuelas suelen tener estas cosas y es seguro que las cederían encantadas.

La verdadera cuestión importante es hacer de este pequeño instante algo que sea relevante, ya que simboliza lo que la pareja se ha ganado con esfuerzo y trabajo, y lo que cada uno desea compartir con el otro gustosamente.

Tags

Enviar un comentario