Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Bodas en Venezuela | 22 mayo, 2018

Desplazar hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

8 preguntas acerca de la elección del cortejo que toda novia debe aclarar

8 preguntas acerca de la elección del cortejo que toda novia debe aclarar

El cortejo es parte importante y emotiva de una boda, sobre todo para la dichosa novia. Sean muchas o pocas las damas de honor, ellas son responsables de algunos detalles que pueden hacer que el camino al altar esté lleno de valiosos y divertidos momentos. Siempre existen muchas dudas acerca de la designación del cortejo que pueden traer algunos temores o inseguridades acerca de cómo manejar determinadas situaciones. Aquí las más comunes, respondidas de forma sincera y realista.

Dudas de una novia con respecto al cortejo

  1. “¿A quién debo pedir que sea parte de mi cortejo?”
    El cortejo debe estar conformado por personas que tengan un rol muy importante en tu vida: hermanas, primas cercanas, amigas íntimas e incluso compañeras de universidad o colegio. El número de damas de honor es tu decisión. No te sientas obligada ni comprometida con nadie que no sientas cercano.
  2. “¿Cuándo debo pedirles que sean parte de mi cortejo?”
    Primero lo primero: fijar la fecha de la boda y determinar el tamaño del evento. Esto es importante ya que si la celebración es pequeña, tener un cortejo multitudinario estará un poco fuera de lugar. Una vez acordado esto es preciso comenzar a pedirles a tus damas que sean parte del cortejo para que reserven la fecha. Lo ideal es siempre preguntar sin comprometer para que nadie se sienta obligado. Recuerda, no todo el mundo puede o quiere asumir el compromiso que conlleva ser del cortejo. 
  3. “Si no me llevo bien con mi cuñada, ¿debo pedirle que sea dama de honor?”
    La etiqueta no indica nada acerca de esto, por lo que no estás obligada si no lo deseas. Sin embargo, incluír a tu cuñada en el cortejo es un gesto de cortesía. Si no estás convencida de hacerlo piensa en que el gesto es con tu futuro esposo o, incluso y más importante, con tu suegra. Lo cortés no quita lo valiente. Además, ella será tu cuñada para toda la vida: quizás al formar parte del cortejo tengan una oportunidad de acercarse y llevarse mejor. 
  4. “Tengo dos mejores amigas, ¿a quién le pido que sea la madrina?”
    No tienes que elegir. Puedes tener dos madrinas e incluso tres. Piensa que esto es una ventaja para ti y también para ellas, ya que tendrás ayuda extra en todas las diligencias. Además, tus madrinas podrán planificar una despedida de soltera increíble.
     
  5. “Hay más caballeros que damas de honor, ¿qué debo hacer?”
    El cortejo debe estar formado únicamente por las personas más cercanas y queridas aunque el número no sea par. No te preocupes si hay más de un lado que del otro. Si es necesario, al momento de entrar a la iglesia algunos miembros del cortejo pueden hacerlo de a tres. Eso es mejor a tener que incluir a una persona menos allegada sólo para remediar la situación. 
  6. “Fui parte del cortejo de una amiga hace unos años pero ya no somos cercanas, ¿debo incluirla en mi cortejo?
    No hay actos de retribución a la hora de seleccionar a los miembros del cortejo. Si ya no son cercanas, probablemente ella esté consciente de eso y no espera que la incluyas. Eso sí, ya que formó parte importante en tu vida asegúrate de invitarla a la boda.
  7. “Creo que una de mis damas de honor no va a poder pagar por el vestido y el resto de los costos, ¿qué hago?”
    Nunca asumas nada con respecto al dinero de otra persona. Al invitarla a ser parte del cortejo procura que sea sin compromisos ni presiones de modo que, si no puede cubrir los gastos, tenga la opción de decir que no. La comunicación es la clave de todo, por lo que una vez elegido el vestido y los costos es preciso enviar con antelación un e-mail a todo el cortejo con un pequeño presupuesto. Si no pueden costéarlo, te lo harán saber.
  8. “Me gustaría que una de mis damas de honor adelgazara para la boda, ¿cómo se lo digo?”
    ¡No y no! Simplemente no lo hagas. Ese no es tu problema. Si la estás incluyendo en tu cortejo es porque la quieres en el día de tu boda tal y como es.

Son muchas las dudas e inquietudes, pero recuerda que lo ideal es que en el día de tu boda estés rodeada de las personas más queridas e importantes para ti. Ellos seguramente compartieron momentos y  jugaron un rol fundamental durante toda la relación con tu prometido. Esa debe ser la premisa fundamental al momento de formar ese grupo privilegiado, que vivirá de cerca la dicha de celebrar el amor de dos personas que se unen en matrimonio.

Enviar un comentario